Víctor Morillo: “El poeta es una significación de Dios en la tierra”

Escrito por  //  7 Apr 2014 //  Comentarios

Hablar de Víctor Morillo es remontarse en la historia del país y presenciar los grandes logros que ha tenido Venezuela culturalmente, esta patria ha parido ilustres que hoy merecen ser homenajeados por su trayectoria y sus aportes al crecimiento de la creación en el país.

Víctor Morillo, mejor conocido como el Tricolor de Venezuela, seudónimo que le colocó el compositor Francisco Mata y que hasta hoy se ha mantenido. Él mismo niega llamarse bajo este adjetivo, pero dice que lo lleva con mucho orgullo.

Nació en Caracas el 26 de agosto de 1932, asume que desde que estaba en el vientre de su madre ya venía escuchando la mejor música, a pesar de no contar con la tecnología que existe en la actualidad, su madre, Cristina Morillo González, una “indígena guajira auténtica”, como el mismo la describe, lo llevaba a casa de los vecinos para que de la radio escuchará los mejores temas de Lorenzo Herrera, Jacobo Espinoza, Andrés Cisneros, Luis López entre otros.

Un romántico empedernido que confiesa no recordar a todas las mujeres que pasaron por su vida, pero recuerda especialmente a tres de ellas que lo “volvieron loco”; es padre de 8 hijos: 4 hembras y 4 varones, a quienes ama y les ha dejado el legado del arte en las venas.

De su trayectoria artística

Cada Minuto Una Estrella de Radio Libertador era un programa de concursos donde Morillo escuchaba los cantantes y se sumaba a cantar con ellos, de allí despertó su amor por el canto, con el tiempo logró ser parte de esa radio y también de Radio Difusora.

Comenzó sus actuaciones en Radio Rumbos en un programa llamado Tardes Románticas y luego, gracias a una recomendación, es parte del Show de las 12. Además del mundo artístico Morillo disfrutaba el patinaje, actividad que realizó hasta convertirse en uno de los mejores en su época.

Alfredo Sadel, Héctor Cabrera, Héctor Murga, Raúl Naranjos, Sergio Mexicano y Víctor Morillo, además de ser muy buenos amigos compartían el amor por la música, fueron talentosas figuras difíciles de superar.

El Tricolor de Venezuela participó en programas como Feria de la Noche, Evocación, un programa poético en el cual escuchó por primera vez lo que era la declamación y fue gracias al Retablo de las Maravillas, que era un teatro desarmable en el cual los jóvenes talentos podían practicar, donde le enseñaron el arte de recitar. Luego de esto nació Brindis a Venezuela, un programa estelar de Radio Difusora Venezuela en el cual debutaron grandes figuras de la actualidad como Raquel Castaño y Rebeca González.

Víctor Morillo nunca había oído hablar de poesía, ni siquiera lo entendía, pero el profesor Roberto Allas le enseño la práctica, cómo pronunciar, ritmo, oído tonal, desde ahí se convirtió en un gran perfeccionista en el arte de la declamación.

Lleva entre sus grandes logros el arte de recitar acompañado de un arpa, con una sinfónica, con una filarmónica, siendo el pionero en cuanto a esta hazaña. Fue el primero en llevar la poesía criolla a la vida nocturna, en un cabaret muy conocido de la época; al principio lo consideraban loco, pero luego se convirtió en el show que cerraba el espectáculo.

“Cada vez que tú actúas es un ensayo”

Este importante declamador, Patrimonio de la Nación no actúa por actuar, pues él se considera un gran perfeccionista, confiesa que se piensa actuando, que lo practica hasta lograr la gran perfección.

Importantes poetas como: Néstor Luis Rodríguez, Eduardo Hernández Guevara, Rafael Ramos Nápoles, Víctor Vera Morales, Julio Sánchez Olivo, María del Llano, entre otros, nacieron en su voz. Han sido conocidos gracias a la interpretación que les ha dado Víctor Morillo a sus obras.

“Yo me siento dueño de la poesía”

A pesar de haber nacido en Caracas, Morillo se siente más llanero que muchos, gracias a la poesía criolla que ha tomado como suya, estos poetas le han “inyectado el llano” como él mismo lo asegura, siente una gran capacidad llanera porque se ha hecho dueño de la poesía.

Venezuela cuenta con este gran talento en el ámbito de la declamación, de la poesía, de la música, del arte que no es alcanzado por ningún otro en toda Hispanoamérica, no sólo es el más importante del país sino de todos los países de habla hispana.

“El poeta tiene que ser de buena obra”

La hija de Víctor Morillo, Elena Muñoz, dirige junto a su padre una fundación llamada De Un Mismo Lado, que apoya y estimula el talento artístico de niños con algún tipo de discapacidad, brindándoles la ayuda necesaria para conseguir la mejor calidad de vida.

Gracias a esta fundación los niños aprenden a utilizar los instrumentos, conocer el teatro, el canto, el baile, entre otras y además realizan presentaciones, las cuales los mantienen siempre estimulados.

Víctor Morillo, comenta la grata experiencia que ha tenido al acercase a esos niños, quienes a pesar de su limitación para realizar ciertas cosas, consiguen cantar, bailar y hacer mímicas como una gran dulzura y espontaneidad.

Un gran luchador

Víctor Morillo desde los años 70 ha sido un gran luchador por los derechos de los cultores, visitó distintos países para lograr que se le diera un lugar digno a los artistas de la época y se les reconociera su trabajo, “sin conseguir mucho éxito, hasta ahora con el nuevo proyecto de la Ley de la Cultura”, acerca del cual comenta que era por lo que había luchado durante tanto tiempo.

Sin embargo considera que hacen falta muchas cosas más y muchas ayudas para que las grandes figuras del país tengan una vejez tranquila y puedan disfrutar de lo que han sembrado en su juventud.
El Tricolor de Venezuela, ha dejado logros tangibles a la nación como La Casa del Artista, el decreto del 1x1 que da importancia a la identidad nacional y fue miembro de la directiva de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven).

De Víctor Morillo para los nuevos talentos

Víctor Morillo le aconseja a los nuevos talentos que estudien y se perfeccionen cada vez más, que no se conformen sino que eduquen su don, que nunca desistan de hacer poesía, pues es una de las obras más bonitas que puede dejar un artista en el mundo.

Comentarios via Facebook