Augusto Bracca

6 Jun 2012  //  Biografias  //  Comentarios

slider image

Miembro de una camada de autores venezolanos que ha brillado a través de la luz que emana de sus insignes obras; representante del más profundo sentir apureño; ejemplo de creación. Así es Augusto Bracca.



Su afición por la composición surge, al igual que los artistas de su generación, desde muy pequeño, a partir de las vivencias diarias que devenían de la naturaleza.



En José Catire Carpio y Juan de los Santos Contreras (El Carrao de Palmarito) encuentra el maestro Bracca a dos de sus grandes intérpretes. El primero de ellos grabó, entre otras, dos obras célebres en su carrera como Mi llano es un paraíso y Mi rancho llanero; mientras que el Carrao popularizó la muy conocida pieza Chaparralito llanero.



Sin embargo, hay muchos otros cantantes que han interpretado exitosamente obras de Augusto Bracca. Buen ejemplo de ellos son Roiman Meza con el tema Traigo polvo del camino; Cristóbal Jiménez con Dios te puso en mi camino; y Edith Salcedo, quien grabó Amorcito de mi vida.



No se pueden olvidar las interpretaciones del Cuarteto Pueblo, María Teresa Chacín, Quinto Criollo, Lila Moreno, Juan Galea y Lilia Madrigal.



Las obras de este maestro de la música nacional han trascendido las fronteras venezolanas, para llegar a convertirse en piezas preferidas por cantantes de la talla de Javier Solis, Olimpo Cárdenas, Irma Dorante y el Mariachi México.



Cabe señalar que, además de su actividad corno compositor, el maestro Bracca incursionó en el canto de la mano de Cándido Herrera, quien le ayudó a estamparle un cariz diferente a sus piezas.



Algunas de sus obras: A mi ranchito escondido, Alto Apure, Amorcito de mi vida, Chaparralito llanero, Cariño lindo, El beso que te di, El negro José, Fiesta llanera en Elorza, Lindo amanecer, Traigo polvo del camino yo no olvido mi llanura, Qué bonito es Camaguán.

Comentarios via Facebook